Nube roja - Déjanos tu número, te llamamos
Llámanos GRATIS

¿Tienes tarjetas revolving y has comprobado que sus intereses son abusivos? Si es así, debes saber que puedes reclamar a tu banco por esta situación. Tener toda la información sobre qué son y sus consecuencias en tu bolsillo te ayudará a entender cómo puedes establecer la correspondiente reclamación.

¿Qué son las tarjetas revolving?

Se trata de una tarjeta para pagar tus compras a plazos, con un límite de menos de 10 000 euros habitualmente, que se va abonando mes a mes. Destaca por la gran flexibilidad que ofrece a la hora de pagar las cuotas, al estilo de lo que sería un préstamo personal. Incluso te permite la amortización anticipada o el aplazamiento.

En consecuencia, puedes usar este tipo de tarjetas para hacer pagos extras en un momento en que no dispongas de la liquidez necesaria. Con todo esto puede parecer que son una excelente herramienta para un momento determinado, pero hay que tener en cuenta sus numerosas desventajas, objeto de reclamación en muchas ocasiones.

Motivos para reclamar tarjetas revolving

Si usas estas tarjetas, tendrás que pagar intereses muy elevados, que varían en función de la cantidad de crédito usado. Habitualmente, es una cantidad media de un 25 % TAE. Además, previamente tendrás que pagar una comisión de apertura.

Además, si sobrepasas el límite de crédito también tendrás que hacer frente a una elevada penalización económica, que incrementará tu deuda.

En otras palabras, muchas veces puedes acabar pagando el doble de la cifra inicial o incluso más. Esto implica una espiral de deudas muy complicada de solventar. Y lo peor es que la mayoría de usuarios de estas tarjetas no conocía realmente a lo que debería enfrentarse al tener una de estas tarjetas. Si es tu caso, debes saber que tienes derecho a reclamar a la entidad que te la concedió.

Cómo reclamar tarjetas revolving

Si has decidido reclamar a la entidad que te ha ofrecido una tarjeta revolving, debes saber que lo más recomendable es iniciar un proceso extrajudicial. Esto significa contactar con su servicio de atención al cliente y presentar un escrito de incidencia. Si no recibes respuesta, puedes presentar un recurso al Banco de España.

En el caso de obtener respuesta, es una buena idea pedir consejo a un abogado para saber si realmente la propuesta que se te hace por parte de la entidad es beneficiosa para ti, algo que no siempre sucede.

¿La vía extrajudicial no ha tenido éxito? Es el momento de iniciar una reclamación por lo judicial de la mano de un abogado. Lo más habitual es que se inicie un proceso para intentar un acuerdo y, si no se obtiene, que se ponga una demanda en el juzgado.

Ten en cuenta que, para reclamar por tus tarjetas revolving, deberás aportar los recibos o liquidaciones ya realizadas, así como el contrato de tu tarjeta.

Los plazos de resolución

Si estás pensando que todos estos procedimientos de reclamación son muy largos y pesados, debes saber que este no es el caso, al menos en los procedimientos no judiciales:

  • En una reclamación extrajudicial, el plazo de respuesta por parte de la entidad emisora de la tarjeta es de un máximo de dos meses.
  • Si estableces un recurso ante el Banco de España, esta entidad tiene 4 meses para responderte.
  • Las reclamaciones judiciales tienen unos plazos diferentes. Para empezar, el abogado tardará un mes en recopilar toda la documentación y presentar la demanda. Después, la resolución estará en manos de lo que tarde el juzgado en función de su carga de trabajo.

Como puedes ver, estamos hablando de períodos de tiempo asequibles. Por tanto, esto no tiene por qué ser un obstáculo para que te decidas a hacer valer tus derechos y reclamar.

¿Qué puedes conseguir con la reclamación?

El procedimiento de reclamación hará que el juez declare nulo por motivo de usura el contrato de préstamo de tu tarjeta revolving. Por tanto, solamente tendrás que hacer frente a la devolución de la cantidad principal prestada. En cambio, puedes reclamar los intereses pagados a la entidad prestataria para que te sean devueltos. Por supuesto, también quedarás liberado del préstamo. De esta manera, puedes llegar a recuperar miles de euros pagados a modo de intereses o penalizaciones.

En este sentido, es importante señalar que algunas entidades que emiten este tipo de tarjetas intentan negociar extrajudicialmente un acuerdo. Hay que tener en cuenta que esto implica que no se puede hacer una reclamación judicial en el futuro. Por lo tanto, debes valorar muy bien si te sale a cuenta. De todos modos, piensa que las reclamaciones judiciales son la mejor vía para acabar con este problema, evitando que suceda lo mismo a otras personas.

¿Te has decidido ya a reclamar a tu banco por tus tarjetas revolving? No dudes en solicitar el asesoramiento de expertos para hacer valer tus derechos como consumidor.

¡Contacta con nosotros!

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete

* Campos requeridos

Porfavor selecciona la/las opciones a través de las cuales te gustaría recibir información útil.


Puede darse de baja en cualquier momento haciendo clic en el enlace en el pie de página de nuestros correos electrónicos. Para obtener información sobre nuestras prácticas de privacidad, visite nuestro sitio web.

Usamos Mailchimp como nuestra plataforma de marketing. Al hacer clic para suscribirse, reconoce que su información se transferirá a Mailchimp para su procesamiento. Más información sobre las políticas de privacidad de Mailchimp aquí.

×